La compraventa de la nuda propiedad: ¿Está calando en España?

La compraventa de la nuda propiedad

Ignacio Sampedro Menéndez, asociado de Next Abogados, analiza el creciente interés por la compraventa de la nuda propiedad en España, impulsada por el incremento de los precios de las viviendas y el envejecimiento demográfico.


Creciente popularidad de la compraventa de la nuda propiedad en España

Este modelo permite a los propietarios vender la titularidad de su vivienda conservando el derecho de uso hasta su fallecimiento, una opción especialmente atractiva para personas mayores con pensiones insuficientes que buscan liquidez sin abandonar su hogar. Por otro lado, los compradores pueden beneficiarse adquiriendo propiedades a precios considerablemente más bajos que el valor de mercado, con descuentos que pueden oscilar entre el 20% y el 50%.

Desde una perspectiva tributaria, si el vendedor tiene más de 65 años y la propiedad es su residencia habitual, las ganancias obtenidas de la venta están exentas de impuestos. De lo contrario, el tratamiento fiscal varía dependiendo de si el pago se recibe como un monto único o como una renta vitalicia. Este beneficio fiscal es uno de los factores que está impulsando el interés por esta modalidad de compraventa.

Además, la nuda propiedad se presenta como una alternativa viable frente a otras opciones como la hipoteca inversa. Permite a los mayores monetizar su patrimonio inmobiliario para obtener ingresos adicionales, mejorando así su calidad de vida durante la jubilación. Los compradores, por su parte, encuentran en esta opción una inversión atractiva a largo plazo.

Expertos en el mercado inmobiliario destacan que este modelo refleja un cambio en la mentalidad española hacia la utilización del patrimonio inmobiliario como fuente de ingresos en la tercera edad, adaptándose a las necesidades demográficas y económicas actuales. La compraventa de la nuda propiedad no solo beneficia a los propietarios y compradores, sino que también contribuye a dinamizar el mercado inmobiliario, proporcionando nuevas oportunidades de inversión y estabilidad financiera para las personas mayores.

Este modelo está empezando a calar en España debido a su capacidad para ofrecer soluciones financieras a los mayores y a sus familias, permitiendo un equilibrio entre la seguridad económica y la continuidad en el hogar. A medida que la población envejece y las pensiones se vuelven insuficientes, es probable que veamos un aumento en la adopción de esta práctica, que ofrece una respuesta innovadora a los retos económicos de la tercera edad.

Para más detalles sobre esta tendencia y cómo puede beneficiarte, te invitamos a leer el artículo completo en ElDerecho.com

Descubre más noticias en nuestra sección de Actualidad Jurídica.

Scroll al inicio