Modificación de la Ley Estatal de Suelo y Rehabilitación Urbana

El Consejo de Ministros aprobó el martes 26 de marzo el texto legal para la modificación de la Ley estatal de Suelo y Rehabilitación Urbana, con el objetivo de aportar al ámbito de la planificación territorial y urbanística un conjunto de medidas que garanticen la estabilidad de los instrumentos de ordenación territorial y urbanística, reforzando la seguridad jurídica e impidiendo que los defectos de carácter formal que sean subsanables puedan invalidarlos definitivamente.

Este texto que se presentó la semana pasada iba a ser tramitado parlamentariamente en la anterior legislatura, pero no se acabó materializando por la  convocatoria de las elecciones generales. Esta modificación viene motivada por las numerosas solicitudes emitidas por parte de la Federación de Municipios y Provincias y por varios ayuntamientos para dar respuesta a las particularidades del planeamiento de ordenación territorial y urbanística.

Esta reforma legislativa tiene gran relevancia al ser el planeamiento urbanístico “el vehículo necesario para el desarrollo de pueblos y ciudades con criterios de sostenibilidad, la política de vivienda, la generación de empleo y, en general, la economía nacional”. La razón de ser del Anteproyecto de Ley es minorar los métodos que están a disposición de los ciudadanos para lograr la nulidad total de estos proyectos. Así, el Anteproyecto presenta, en términos generales, las siguientes novedades:

Como principal aspecto a destacar, se limitan los defectos formales que provocan la nulidad de los instrumentos de ordenación territorial y urbanística, evitando así “anulaciones desproporcionadas”, y se reconoce la naturaleza jurídica diversa de los citados instrumentos.

La legitimación para ejercitar la acción pública se restringe expresamente a personas físicas y jurídicas sin ánimo de lucro, cuando previamente estaba autorizada cualquier ciudadano.

Se introduce la figura de la nulidad parcial de los instrumentos de ordenación territorial y urbanística cuando dicha nulidad pueda ser circunscrita con respecto a un ámbito territorial específico o cuando afecte a preceptos o determinaciones concretos.

En conclusión, el nuevo texto legal pretende dar seguridad jurídica y limitar las herramientas y los mecanismos que posibilitan la invalidación de los instrumentos de ordenación territorial y urbanística, dificultando su impugnación y, por tanto, su nulidad total. En todo caso, este Anteproyecto de Ley está pendiente de tramitación en las Cortes Generales, por lo que veremos próximamente cómo evoluciona esta novedosa reforma legislativa.

Ignacio Sampedro Menéndez,
Asociado de Next Abogados‘,
Modificación de la Ley Estatal de Suelo y Rehabilitación Urbana

Scroll al inicio